Cheesecake de Fresas


 Que bien sienta estar un rato sola en casa, sin sentir peleas por los juguetes o por ver unos dibujos u otros. Desde que se acabó el cole no hay un momento de tranquilidad en casa, si no es una cosa es otra. Y como estos dias el tiempo no acompaña pues no podemos ir a la piscina, bueno los niños con su padre, yo muchas ganas de piscina no tengo. Con éste dolor de espalda que no se va, en lo que menos pienso es en la piscina. Solo quiero estar el tiempo que pueda y me dejen, tranquila.  Aunque lo que mas quiero es que me quiten este dolor ya. Necesito empezar a hacer vida normal otra vez.
Ya veremos que me dice mañana el médico.
Al menos lo que no he perdido han sido las ganas de seguir haciendo pasteles y pan. Me lo tomo con calma pero sigo haciendolos.
cheesecake de fresas


 El último lo hice el pasado fin de semana, un cheesecake de fresas, aprovechando que ya son las últimas de la temporada.  Perfecto para este tiempo tan caluroso y sin tener que encender el horno, aunque sigo encendiendolo de vez en cuando.
Ademas tenia ganas de hacer un pastel asi, con las fresas alrededor del molde. Me encantan como quedan!!

cheesecake de fresas

 Es un pastel de queso super cremoso, con el punto justo de azúcar y con un gusto a fresas increiblemente bueno.
Vamos que yo me comí dos trozos de postre, y no fui la única!! Mi marido me siguió!!
Mas bien todos repetimos, no quedo nada.


La receta es sencillisima, muy facil de hacer. Y el resultado espectacular.
Os animo a que la hagais.

cheesecake de fresas



Para la receta he utilizado un molde de 24 cm  de diametro con lo que la tarta no ha quedado muy alta, pero par mi gusto quedó perfecta.
Y ya sin mas paso a dejaros la receta. Espero que os guste!!!


CHEESECAKE DE FRESAS

Ingredientes

180 gr galletas digestive
90 gr mantequilla derretida
500 gr queso crema tipo Philadelphia
150 gr azúcar
400 ml nata para montar mínimo 35% materia grasa
6 hojas de gelatina
50ml leche
750 gr fresas

Preparacion

 Forrar con una tira de acetato un molde de 24 cm.
Triturar las galletas, añadir la mantequilla derretida y mezclar bien.
Cubrir la base del molde con la mezcla de galleta ayudandonos de una cuchara y presionando para que quede firme y uniforme.
Lavar las fresas. Separar las mas grandes, quitarles el rabillo y partir por la mitad. Colocar alrededor del molde con el centro hacia afuera.
Meter en el frigorifico mínimo un par de horas para que la mezcla de galleta se endurezca.
Pesar 500 gr de fresas, quitar el rabillo y triturar. Pasar por un colador para quitar las semillas. Reservar.
Poner a remojo la gelatina con agua fria al menos 10 minutos.
Con la kitchen aid y con la pala mezcladora batir el queso junto con el azúcar hasta que esté cremoso y el azúcar se haya disuelto.
Añadir el pure de fresas.
Calentar la leche y disolver en ella la gelatina. Añadir a la mezcla de queso y fresas sin dejar de batir.
Montar la nata hasta que forme picos.
Añadir y mezclar con el queso mediante movimientos envolventes y ayudandonos de una espátula de silicona.
Verter sobre la base de galleta. Alisar la superficie con una espátula y reposar toda la noche.
Decorar con el resto de las fresas, arandanos y grosellas.

Y ya esta lista !!

Comentarios

  1. Hola! Te ha quedado preciosa y seguro que está buenísima, nos encantan este tipo de tartas! Esperamos que te recuperes pronto! Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias chicas!! En casa tambien nos gustan mucho , y mas ahora con el calor que hace.
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario